Organizacion GEN

La organización GEN se compone de un grupo de empresas especializadas en la selección, administración y protección del talento humano, con mas 30 años de experiencia en el mercado; cuentamos con oficinas en la principales ciudades del país y está conformado por un equipo interdisciplinario de profesionales en áreas como, salud ocupacional, psicología, derecho, financiera y seguridad social, entre otros.


Deja un comentario

Lo que usted debe saber respecto a la aplicación del Decreto 2616 “Cotización por Semanas”

El Artículo 48 de la Constitución Política de Colombia plantea que la Seguridad Social Integral es un servicio público de carácter obligatorio, que está llamado a ampliar su cobertura progresivamente. Es así, como el 20 de noviembre de 2013 se expidió el Decreto 2616 (ahora compilado en el Decreto Único del Sector Trabajo 1072 de 2015 – Sección 4, artículos 2.2.1.6.4.1. y siguientes), el cual reglamentó la afiliación para personas dependientes que laboran por periodos inferiores a un mes.

Este decreto aplica para los trabajadores que: 1. Presenten afiliación al régimen subsidiado de salud, 2. Tengan un contrato laboral, 3. El contrato obligue a laborar por un periodo inferior a treinta (30) días por mes calendario, y 5. El valor que resulte como remuneración en el mes, sea inferior a un (1) salario mínimo mensual legal vigente. Cumplidos los anteriores requisitos, el empleador podrá pagar las cotizaciones al Sistema de Seguridad Social Integral – S.S.S.I por semanas, así:

Días laborados en el mes Monto de la cotización
Entre 1 y 7 días Una (1) cotización mínima semanal
Entre 8 y 14 días Dos (2) cotizaciones mínimas semanales
Entre 15 y 21 días Tres (3) cotizaciones mínimas semanales
más de 21 días Cuatro (4) cotizaciones mínimas semanales (Equivalen a un salario mensual)

Esto significa que el empleador aliviana los pagos al S.S.S.I porque: a) No tiene que realizar pago de cotizaciones a Salud, ya que el trabajador está afiliado al régimen subsidiado, b) las cotizaciones a Pensiones y a la Caja de Compensación es por semanas y no completa; aclarando, eso sí, que la cotización al sistema de riesgos laborales es por el mes completo y c) garantizan un empleo formal a sus trabajadores, para que estos accedan a la cobertura de ciertas contingencias.

 

Transcurridos más de cuatro años de la entrada en vigencia del Decreto 2616, son muchas las personas que se encuentran vinculadas al S.S.S.I, bajo las condiciones de esta normatividad; sin embargo, en la práctica se han evidenciado algunos vacíos jurídicos que usted debe conocer, antes de optar por esta modalidad de afiliación

  1. Prestaciones económicas por accidentes o enfermedades de origen común: En el Régimen Subsidiado en Salud, no se pagan incapacidades por enfermedad general, ni por maternidad, ni paternidad; por este motivo, si un trabajador vinculado bajo el citado Decreto, requiere alguna de las prestaciones económicas citadas, no tiene herramientas jurídicas para reclamar el reconocimiento y pago; adicionalmente estaría el empleador expuesto a que por vía de tutela o judicialmente, se le ordene el reconocimiento y pago de dichos emolumentos directamente.
  2. Procesos de Calificación de Origen o Pérdida de Capacidad Laboral de eventos de origen común:    Teniendo en cuenta que los trabajadores afiliados por este Decreto se encuentran en el Régimen Subsidiado en Salud y que en este régimen no cuenta con áreas de medicina laboral, la normatividad vigente no dispone cómo se adelantarían los Procesos de Calificación de Origen o Pérdida de Capacidad Laboral de eventos de origen común y reintegros laborales que se puedan ocasionar.
  3. Excluye a los beneficiarios del régimen contributivo: Es importante aclarar que uno de los requisitos necesario para que opere el Decreto 2616, es que el trabajador se encuentre afiliado al régimen subsidiado, por este motivo se excluyen las personas afiliadas al Sistema de Seguridad Social en Salud en calidad de beneficiarias del régimen contributivo.

 

Ahora bien, si el trabajador presenta un accidente o enfermedad de origen laboral, la respectiva ARL suministrará todas las prestaciones asistenciales y económicas que demande el evento, tales como las incapacidades temporales que se generen.

 

Para finalizar, consideramos que son indiscutibles los beneficios económicos y sociales del Decreto 2616 para los empleadores y trabajadores, pero ponemos a consideración de nuestros lectores los diferentes escenarios prácticos que se pueden suscitar, para que la decisión de optar por esta forma de afiliación sea consciente y se tenga en el escenario de las probabilidades, las consecuencias jurídicas expuestas.

Fuente: Boletín Sura

Atentos a sus necesidades, le estaremos atendiendo a través de las lineas:
Medellin 605 1534 | Bogota 746 9310 | Barranquilla 385 2112 | Resto de país (6) 340 2565

 

Anuncios


Deja un comentario

Prácticas responsables en el lugar de trabajo

Profesionales en Promoción y Prevención Laboral PROLABORAL SAS http://organizacionGEN.com/

Desarrollo de prácticas responsables en el lugar de trabajo para lograr mejores empleos y empresas

La globalización significa que, actualmente, las cadenas de suministro industriales se están extendiendo por todos los rincones del mundo. En las economías emergentes y en desarrollo, las cadenas mundiales de suministro ofrecen a las empresas oportunidades sin precedentes para crecer y generar empleos. No obstante, también presentan serios desafíos. Las normas internacionales de calidad requieren que los proveedores inviertan en tecnología, modernicen las prácticas de gestión y desarrollen las competencias de la fuerza de trabajo. La competencia mundial y los escasos márgenes demandan mejoras continuas en la productividad. Muchas compañías multinacionales también insisten en que los proveedores cumplan con los códigos de conducta para salvaguardar las normas internacionales del trabajo y del medio ambiente. Sin embargo, mientras que el cumplimiento de las normas de calidad y productividad son una prioridad para los proveedores, el refuerzo de las normas sociales a menudo se presenta como una idea de último momento.

La OIT proporciona asistencia técnica a las organizaciones en los Estados Miembros a través de tres programas principales: Better Work, SCORE y SIMAPRO, dirigidos a empresas de diferentes tamaños en diversos sectores.

En muchas cadenas mundiales de suministro basadas en la mano de obra de bajo costo las condiciones de trabajo son preocupantes. El papel de los gobiernos en la definición, la comunicación y la imposición de las normas del trabajo, junto con las prácticas de abastecimiento de las empresas multinacionales, son factores importantes. Una forma de abordar las malas condiciones de trabajo es a través de regulaciones para el control y el cumplimiento. No obstante, también hay argumentos empresariales para defender la mejora de las condiciones de trabajo.

El enfoque de la OIT sobre prácticas laborales responsables en el lugar de trabajo

La OIT intenta desmentir el mito de que las mejores condiciones de trabajo son demasiado costosas para la empresa. Las empresas que actúan para mejorar el impacto social y medioambiental de sus operaciones mejoran su reputación, reducen sus costos y fomentan la competitividad.

                                                             

Tanto la investigación académica como la experiencia práctica y las evaluaciones de diversos proyectos de la OIT demuestran que las prácticas responsables en el lugar de trabajo, tales como las innovaciones en la organización del trabajo, el aprendizaje continuo en el lugar de trabajo, las buenas relaciones entre los trabajadores y la gerencia, y el respeto de los derechos de los trabajadores, son formas importantes de incrementar la productividad, a la vez que se promueve el trabajo decente. El trabajo de investigación Can Better Working Conditions Improve the Performance of SMEs?: An International Literature Review (¿Pueden las mejores condiciones de trabajo mejorar el desempeño de las PYME? Revisión de la bibliografía internacional), resume la evidencia cada vez mayor que demuestra la asociación entre las buenas prácticas en los lugares de trabajo y varios tipos de resultados empresariales positivos, como la reducción en la rotación de personal y la mejora de la rentabilidad.

La acción de la OIT. Promoción de prácticas responsables en el lugar de trabajo

La OIT asesora a responsables de la formulación de políticas, administraciones del trabajo, asociaciones empresariales y sindicatos sobre lo que pueden hacer para contribuir a que las empresas tengan éxito en las cadenas mundiales de suministro, a la vez que protegen los derechos y beneficios de los trabajadores. La OIT ofrece:

  • Desarrollo de las capacidades para las instituciones nacionales con el fin de que puedan apoyar la productividad de la empresa y las prácticas responsables en el lugar de trabajo.
  • Formación práctica y paquetes de asesoría para empresas.
  • Investigación sobre políticas efectivas, estudios de caso y modelos de lugares de trabajo que demuestren la relación positiva entre la calidad del empleo y la productividad de la empresa.

Además, la OIT ofrece una variedad de programas de formación sobre cómo incrementar la productividad y la calidad del empleo a través de prácticas responsables en el lugar de trabajo, incluido el curso del Centro Internacional de Formación de la OIT sobre Promoción de empresas sostenibles a través de las prácticas responsables en el lugar de trabajo y la gestión de recursos humanos. La OIT proporciona asistencia técnica a las organizaciones de los Estados Miembros a través de tres programas principales: Better Work, SCORE y SIMAPRO, que están dirigidos a empresas de diversos tamaños en diversos sectores.

Fuente: OIT Organizacion Internacional del Trabajo

Entrada de WordPress