Organizacion GEN

La organización GEN se compone de un grupo de empresas especializadas en la selección, administración y protección del talento humano, con mas 30 años de experiencia en el mercado; cuentamos con oficinas en la principales ciudades del país y está conformado por un equipo interdisciplinario de profesionales en áreas como, salud ocupacional, psicología, derecho, financiera y seguridad social, entre otros.


Deja un comentario

La transparencia por sí sola no arregla todos los problemas |

— Leer en www.hbr.es/transparencia/214/no-lo-cuente-todo-demasiada-transparencia-puede-ser-contraproducente

Anuncios


Deja un comentario

Siete cosas que jamás debe hacer en una entrevista laboral

Siete_cosas_que_jamás_debe_hacer_en_una_entrevista_laboralCuando se trata de ingresar a un nuevo trabajo y si está compitiendo contra otros, hasta las cosas más pequeñas cuentan. Por eso intente no cometer ninguno de estos errores.

Recuerde que en muchas ocasiones la primera ocasión es suficiente para darse cuenta si usted tiene o no lo necesario para ser el beneficiario de ese trabajo que está buscando. No caiga en estas metidas de pata.

  1. No llegue tarde a la entrevista

La puntualidad es un punto clave así que asegúrese salir para la entrevista con tiempo de sobra. De esta manera puede evitar cualquier tipo de traspié. Si tuvo problemas con el tráfico o se le quedaron los papeles, simplemente no abra la `puerta para cualquier excusa así sea legitima. Asimismo, no es saludable que llegue demasiado temprano porque va a parecer que está desesperado. Entre diez y cinco minutos antes es lo ideal.

  1. No llegue sin estar preparado

Parece sencillo pero son muchas las personas que llegan a una entrevista con poco conocimiento de la empresa en donde están entrevistándose. Asegúrese de dedicarle un tiempo antes a revisar la página web y las cifras más importantes de esa compañía. Si no lo hace puede terminar haciendo preguntas obvias que le hacen notar al entrevistador que usted no está preparado.

  1. No pregunte por salarios y beneficios

Su primera entrevista en la compañía no debe ser sobre lo que están dispuestos a hacer por usted, sino que al contrario las cosas que usted puede hacer. Por eso, ese primer encuentro no es el momento de averiguar precios exactos, beneficios dentro de la empresa, vacaciones, etc. Usted debe vender su figura y sus características para que esté considerado dentro de los candidatos. Intente preguntar mas bien sobre las responsabilidades que tendría en ese puesto y esté dispuesto a saber cómo las asumiría. Luego, en otros momentos habrá espacios para hablar de números y beneficios concretos.

  1. No ponga el foco en futuros roles sino más bien en el puesto para el que fue llamado

Su entrevista de trabajo no es el momento ideal para hablar de las oportunidades de avanzar rápidamente la escalera laboral de la compañía. Usted debe estar interesado por el puesto que le están ofreciendo. Por supuesto que una empresa quiere ver que usted tiene ambición pero asimismo quiere darse cuenta que usted estaría contento con el puesto que tiene disponibilidad.

  1. Si le preguntan por sus debilidades, no trate de esconderlas o volverlas positivas

Las personas que entrevistan no son principiantes en el tema. Por eso, si le preguntan por sus debilidades y usted les responde que trabajo muy duro y siempre intenta ser perfecto, quizás sepan que está mintiendo. Es mucho mejor que sea honesto y responda con sinceridad alguna debilidad que tenga pero que pueda ser mejorada en el ámbito laboral. Intente resaltar las habilidades que le gustaría adquirir a través de esta nueva oportunidad siempre uy cuando no sean determinantes al momento de evaluar su perfil.

  1. No diga mentiras

No es bueno que usted exagere al momento de hablar de sus habilidades o que argumente que sabe cosas que realmente desconoce. Aunque usted pase el proceso de entrevista, mentir no le sirve de nada. Luego estará sentado sin saber cómo se llevan a cabo ciertas tareas que usted dijo que sí sabía cómo se hacían. Asimismo, no se lleve todo el crédito de proyectos grupales en los que trabajó. A nadie le gusta un individualista o un sabelotodo.

  1. No pregunte si acaso existen razones para que no lo contraten

Además de sonar prepotente, esa pregunta puede abrir un tema de conversación delicado y eso es precisamente lo que debe evitar en las primeras etapas de su proceso de admisión. Así realice la pregunta con buenas intenciones y sólo quiera saber sus verdaderas chances de entrar a trabajar en ese lugar, puede sonar como si tuviera otras oportunidades.

Fuente: Finanzas personales

Entrada de WordPress


Deja un comentario

Aprenda cómo pedir un aumento

APRENDA_COMO_PEDIR_UN_AUMENTOCifras confirmadas por Michael Page señalan que el 95% de los trabajadores dependientes nunca pide un aumento de sueldo. La mayoría no sabe cómo ni cuándo pedirlo o teme un rechazo.

Muchos empleados piensan que la misma compañía, observando sus esfuerzos y resultados, decidirá aumentarles el salario según políticas correctas y adecuadas. Esto no siempre pasa y se debe aprender a pedir. Para hacerlo, es importante tener en cuenta algunos puntos clave que sirven para incrementar las probabilidades de éxito:

  1. En condiciones de pedirlo:

No se trata de una tendencia general, pero cierto tipo de trabajado no se concentra en la manera en la que puede mejorar su desempeño, creando asi valor para su compañía. La mayor parte de esas personas no entregan resultados que justifiquen un aumento de sueldo y se limitan a mantener una actitud negativa, por lo que no están en condiciones de solicitarl un aumento de sueldo.

Por eso es importante que cada candidato que busca un aumento, se formule primero las siguientes preguntas:

–              ¿Ha recibido un aumento en los últimos seis meses?

–              En caso afirmativo, ¿qué justifica un aumento tan próximo?

–              ¿El aumento está justificado por los resultados entregados?

–              ¿Los objetivos fueron entregados sistemáticamente?

–              ¿El desempeño personal es claramente superior al de los colegas?

  1. El momento:

Es fundamental escoger el momento y la manera adecuados. Lo mejor en estos casos es solicitar una reunión. De esta manera, la persona tendrá la atención necesaria y la posibilidad de exponer sus puntos de manera lineal. Hacer este pedido en un momento cualquiera o anticipar el motivo de la reunión suele no dar buenos resultados. La solicitud adecuada en el momento equivocado da resultado negativo. Siempre, el mejor momento para negociar es después de un período de constantes buenos resultados.

En general, el momento ideal para un encuentro es antes de una pausa (como el fin de semana), durante la cual el superior tendrá suficiente tiempo para razonar sobre el pedido y preocuparse de las consecuencias de su respuesta.

  1. La preparación es fundamental:

Pedir un aumento es como vender un proyecto. Nunca se enfrenta semejante reunión sin estar preparados, y es importante presentar datos objetivos. Hay dos temas principales:

– Resultados obtenidos: En los últimos meses o mejor, desde el último aumento. Hay que estar preparados para presentar de manera convincente los puntos fuertes del propio trabajo, documentando los éxitos. Finalmente, proyectar los resultados hacia el futuro demuestra visión y compromiso, y prepara la base para proponer nuevos proyectos, cargos y – en definitiva – un aumento.

– Valores de mercado: Esto es, principalmente salarios promedio del mercado. Si un profesional ya está entre los máximos valores de mercado, no necesariamente será más difícil obtener un aumento, pero tendrá que ser más proactivo y proponer desafíos más altos.

Una presentación objetiva y puntual no sólo será más convincente, sino que permitirá al propio responsable replicarla con quien finalmente tomará la decisión, ya que en la mayoría de los casos no será él mismo.

A esta altura de la reunión el candidato tiene un valor de mercado de referencia, una serie de resultados entregados y una proyección futura de los resultados y proyectos. Falta sólo un aumento de sueldo, expresado en cifras. El silencio entonces es fundamental; hay que dejar tiempo al interlocutor para que se exprese.

En caso de respuesta positiva, es importante definir tiempos y modalidades con los que el aumento será dado. Sin embargo, la respuesta puede también ser negativa, y hay que estar preparados.

“A veces existen válidos motivos por los que no se pueden conceder aumentos. En este caso, es útil considerar otro tipo de beneficios con los que se pueden obtener, por ejemplo, el pago de una capacitación o incluso de un master, entre otros” afirma Beltrán Benjumea, Country Manager, Michael Page Colombia.

Frente a una respuesta negativa, es importante preguntar por qué. Si se tiene buenos fundamentos, habría que preguntar cómo sería posible ponerse en condiciones de obtener un aumento y trabajar para eso. La integridad de un buen profesional se evalúa sobre todo en entornos no favorables.

Fuente finanzaspersonales.com