La organización GEN se compone de un grupo de empresas especializadas en la selección, administración y protección del talento humano, con mas 20 años de experiencia en el mercado; cuenta con oficinas en la principales ciudades del país y está conformado por un equipo interdisciplinario de profesionales en áreas como, salud ocupacional, psicología, derecho, financiera y seguridad social, entre otros.


Deja un comentario

La transparencia por sí sola no arregla todos los problemas |

— Leer en www.hbr.es/transparencia/214/no-lo-cuente-todo-demasiada-transparencia-puede-ser-contraproducente

Anuncios


Deja un comentario

No se equivoque, ser buen líder no consiste en dar buenos discursos |

No se equivoque, ser buen líder no consiste en dar buenos discurso
— Leer en www.hbr.es/liderazgo/48/no-se-equivoque-ser-buen-l-der-no-consiste-en-dar-buenos-discursos

@organizaciongen Especialistas en administración y protección del talento humano


Deja un comentario

¿Qué tan activas son las AFPs en el mercado accionario?

Organización GEN Especialistas en Administracion y Protección del Talento Humano

Las Administradoras de Fondos de Pensiones son jugadores importantes tenedores de acciones, ¿es cierto que no son tan activas como otros agentes y que han venido perdiendo participación en el mercado accionario o tan solo será un mito?

Especialistas de Credicorp Capital nos explican qué es cierto y qué no.

Con frecuencia se escuchan comentarios relacionados con que las AFPs mueven demasiado el mercado de renta variable, sin embargo, lo cierto es que cuando se mira quiénes son realmente los que hacen las operaciones del día a día en el mercado de acciones, se evidencia que éstas no son tan activas como lo cree la mayoría de la gente.

Múltiples razones permiten llegar a esta afirmación:

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las AFPs como administradoras de activos tienen una vocación de inversión de largo plazo, pues un fondo de pensiones obligatorias lo que hace es cubrir a través de sus inversiones un pasivo que posee: las futuras mesadas pensionales de sus afiliados.

Una simplificación del funcionamiento del sistema de pensiones, podría ser la siguiente: cuando las personas naturales hacen aportes a su fondo de pensiones, y las AFPs toman ese dinero y lo invierten para buscar rendimientos que permitan garantizar una pensión en el momento del retiro. Adicionalmente el panorama para el crecimiento del régimen de ahorro individual bajo el que operan las AFPs en Colombia es alentador; ya que el sistema aún se encuentra en su etapa de “acumulación”, es decir, que los fondos siguen creciendo en la medida que la pirámide poblacional cuenta con una ancha base de jóvenes entrando a la fuerza laboral y el país continúa avanzando en temas como la formalización del empleo.

En la medida en la que el sistema vaya madurando, y la pirámide poblacional en Colombia se vuelva menos ancha en la base, es decir, que la población joven represente menos de lo que significa hoy día, seguramente las AFP’s tendrán que cambiar el esquema de inversión. De hecho, con el ánimo de calzar mejor las obligaciones del fondo con la política de inversiones, se implementó el sistema de multifondos, en virtud del cual el fondo de pensiones obligatorias se subdivide en varias alternativas el perfil de riesgo de los afiliados.

Teniendo en cuenta la larga duración del pasivo que hoy en día están cubriendo las AFPs, en este momento éstas entidades tienen inversiones estructuradas de largo plazo. Lo anterior es una explicación más de por qué las AFPs no son tan activas en el día a día como otros participantes del mercado.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que el sistema de pensiones obligatorias en Colombia actualmente maneja alrededor de 150 billones de pesos. El mercado de renta variable colombiano, por su parte, mueve volúmenes de negociación que en promedio se ubican en 160.000 millones de pesos diarios. Esta comparación es relevante teniendo en cuenta que el propósito de participar activamente en el mercado con operaciones de compra y venta recurrentes en el corto plazo, es buscar incrementar la rentabilidad. En ese orden de ideas, queda claro que dado el tamaño de los fondos de pensiones, relativo al del mercado de acciones, es difícil que a partir de operaciones de especulación, las AFPs puedan generar retornos altos sobre montos lo suficientemente relevantes como para realmente afectar la rentabilidad de los fondos.

En esa medida, los grandes gestores de portafolio, como los fondos de pensiones colombianos, tienen un mayor enfoque hacia la asignación de inversiones en categorías más amplias (tipos de activos), que hacia la gestión individual activo por activo. Lo anterior de ninguna manera quiere decir que las AFPs no estén interesadas en maximizar los retornos de los fondos, o que no participen en el mercado en el día a día, pero está claro que su principal interés radica en la estructuración adecuada de portafolios de largo plazo.

La relativamente baja participación de las AFPs en el mercado se evidencia al analizar el comportamiento de los diferentes agentes del mercado. Entre 2008 y 2014, la participación de los fondos privados de pensiones en el total de operaciones de compra y venta de acciones promedió el 12%. Aunque este es un número relevante, es menor de lo que suelen pensar algunos inversionistas no institucionales. Vale la pena mencionar que en este mismo lapso, las participaciones de los demás agentes han experimentado importantes variaciones. Así, mientras que en 2008 las operaciones realizadas por personas naturales colombianas representaron el 50% del total del mercado, hoy en día la cifra ha caído a cerca de 20%

Este comportamiento puede explicarse, entre otros factores, por el gran número de operaciones hechas por personas naturales entre 2007 y 2009 que suscitaron las grandes salidas a bolsa de compañías como Ecopetrol y más recientemente, por la paulatina migración de las personas hacia la administración de sus inversiones por parte de gestores profesionales (inversión a través de carteras colectivas).

Al mismo tiempo, vale destacar que la participación de los inversionistas extranjeros ha venido en aumento, al pasar de menos de 5% hace 7 años, a algo más de 25% al cierre de 2014. En general, se observa un crecimiento de la participación de los inversionistas institucionales, en detrimento de la participación directa de los agentes no profesionales.

Otro de los factores que explica que las AFPs no sean tan activas en el mercado de acciones como muchas personas creen, tiene que ver con que las mismas están obligadas a respetar un régimen de inversiones que define una serie de límites para las diferentes inversiones admisibles en los fondos administrados. Esto quiere decir que los fondos de pensiones y cesantías, al tener que respetar los regímenes de inversión establecidos por la Superintendencia Financiera, se ven restringidos para comprar acciones indiscriminadamente.

Fuente: Finanzas Personales

Entrada de WordPress


Deja un comentario

Acciones para combatir el estrés laboral

Si bien infraestructura y espacios óptimos no son suficientes para garantizar bajos índices de estrés laboral, compartimos algunas recomendaciones que te ayudarán a controlar este mal moderno.

¿Cómo se define un entorno laboral adecuado? En la respuesta tienen responsabilidad tanto el empleador como el empleado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define un espacio de trabajo saludable como aquel en el que no solamente hay ausencia de circunstancias perjudiciales, sino abundancia de factores que promuevan la salud. Estos últimos incluyen evaluación permanente de los riesgos para la salud, suministro de información, capacitación adecuada, disponibilidad de estructuras y prácticas institucionales de apoyo que promuevan la salud.

“Los trabajadores estresados no están felices ni sanos, por lo que las empresas que quieran ayudar a su personal a tener vidas más gratificantes no pueden dejar de analizar los niveles de estrés dentro de su organización. A largo plazo, es más costoso no hacerlo” Marcela Gómez

Alternativas

Si bien infraestructura y espacios óptimos no son suficientes para garantizar bajos índices de estrés laboral, compartimos algunas recomendaciones que te ayudarán a controlar este mal moderno.

Destina tiempo al ejercicio físico y mental: Hacer un mínimo de 30 minutos de ejercicio diariamente ayuda a combatir el estrés y favorece la salud. Caminar, trotar y nadar, son algunas de las posibilidades. Otras como yoga y meditación permiten despejar la mente, tomar decisiones y aprender a llevar las cosas con más calma.

Procura siempre una sana alimentación: Es vital para consolidar un cuerpo sano, ya que lo prepara para cualquier adversidad fisiológica. Además, el momento de comer es muy importante para relajarse y desconectarse de la vida profesional. No lleves el trabajo a la mesa y procura incluir todos los grupos de alimentos.

Descanso total y reparador: Los momentos de reposo deben ser óptimos. Dormir bien y las horas adecuadas (ocho horas, aproximadamente) permitirán la relajación total. Evita que tus momentos de descanso sean interrumpidos y procura no llevar tensión laboral a la casa.

Diseñe una agenda para cada día: Distribuye y organiza tu tiempo para realizar las tareas cotidianas. Llevar una agenda es ideal para organizar el día y los horarios de acuerdo con las diferentes actividades.

Trabaja en elevar tu autoestima: Fomentar el amor propio permite que te sientas orgulloso de tus logros, al tiempo que es algo que permite asumir mejor los errores y buscar soluciones más viables.

Crea espacios propios de relajación: Así podrás enfrentar la ansiedad y los momentos de tensión. Las lecturas de autoayuda ofrecen otras alternativas. Adicionalmente, los expertos recomiendan aprender a decir no cuando algo cueste mucho o se desconozca.

Fuente : Actualidad laboral

Entrada de WordPress


Deja un comentario

¿Invertir en acciones es lo mismo que apostar en el casino?

INVERTIR_EN_ACCIONES_ES_LO_MISMO_QUE_APOSTAR_EN_EL_CASINOEste es uno de los mitos sobre las acciones que muchas personas tienen. Especialistas en el tema opinan al respecto.

Si bien hay momentos en los que los precios de las acciones en el mercado dejan de responder a las circunstancias propias de la compañía debido a factores como la especulación, los flujos de inversión, o simplemente la divergencia en las expectativas de los agentes; invertir en ellas no es lo mismo que apostar en el casino.

La inversión en activos de renta variable debería entenderse como una “jugada” informada, donde el inversionista debe analizar desde el principio las proyecciones sobre los aspectos fundamentales de la compañía, y definir su expectativa en términos del retorno y el riesgo que está dispuesto a afronta.

Actualmente, es fácil acceder al mercado de acciones en Colombia. Toda persona que tenga un capital y desee invertir en alguna empresa, ya sea colombiana o extranjera, podrá adquirir acciones con sólo hacer una llamada a su asesor comercial o contratar los servicios de una plataforma electrónica de negociación.

Es importante que los futuros inversionistas tengan total claridad sobre lo que es y lo que NO es una acción.

Según César Cuervo, Analista Jefe de Renta Variable de Credicorp Capital, una acción es un título que representa una fracción del patrimonio de una compañía, lo que significa que al comprar acciones, el inversionista se convierte en dueño de un porcentaje de la empresa.

 Es importante tener en cuenta que el patrimonio es un interés residual sobre los activos de una compañía, lo que implica que otros proveedores de capital, dentro de los que se destacan los acreedores, tienen precedencia sobre los accionistas en términos del derecho a beneficiarse de los flujos generados por la empresa.

 Las ganancias percibidas por los accionistas serán proporcionales a la fracción que les corresponde de la utilidad neta generada por la compañía, la que puede ser distribuida en forma de dividendos, o ser retenida para financiar futuras oportunidades de crecimiento o fortalecer la estructura de capital. Para una inversión en acciones a través del mercado de capitales, la rentabilidad total es el resultado de sumar los dividendos distribuidos y la ganancia de capital, que depende de la variación en el precio de las acciones en el mercado. Aunque las acciones se caracterizan por ser inversiones de un mayor riesgo que otros instrumentos, suelen destacarse dentro de las que tienen en el largo plazo, mejor retorno.

Tome en cuenta las siguientes recomendaciones para invertir:

  • Si el inversionista desea comprar acciones a largo plazo, lo primero que debe pensar es en la empresa en la que se está invirtiendo y sus fundamentales; analizando al menos: el sector donde opera, su estrategia, su equipo gerencial, su plan de inversiones y las necesidades de capital. Los factores puramente de mercado que afectan la acción como tal, como los flujos, el análisis técnico, y el sentimiento de los agentes, también son relevantes, pero no deben ser los únicos que evalúe el inversionista.
  • Dicho esto, no es suficiente con que la compañía en la que se va a invertir tenga fundamentales sólidos; una tesis de inversión robusta también implica contar con los factores de mercado propicios, que sea lo suficientemente líquida y que se encuentre negociándose en el mercado.
  • Analice el estado de la compañía, si es una empresa sana y financieramente sólida.
  • Pregúntese si el negocio tiene sentido y si la empresa tiene la posibilidad de crecer y/o generar valor para sus accionistas.

Tener presente estas indicaciones le ayudará a hacer de su inversión algo práctico y bien hecho.

Fuente finanzaspersonales.com